¿ESTÁS BUSCANDO ENTRADAS ANTIGUAS?¿TE PUEDO AYUDAR?

martes, 12 de junio de 2012

Relato de mi colegio

Hola, soy Alba, tengo 11 años y estoy en Reina Sofía ingresada porque estoy malita de la barriga. Os envío un cuento que escribí para mi colegio que es Antonio de Nebrija. La página web de mi colegio es www.antoniodenebrija.com y hay blogs muy interesantes de todos los ciclos. Aqui va mi relato:´

                                                    EL BRAZO MECÁNICO


 Había una vez un jugador de baseball. El jugador de baseball se llamaba Robbin.Robbin era muy malo jugando al baseball y decidió entrenarse mucho.Por mucho que se entrenaba, no servía de nada.
  Robbin decidió buscar algo que fuera fantástico para poder ganar.
 Después de tanto buscar, encontró un brazo ortopédico, mágico, supercaro, de 1678 euros. El brazo era automático, y se movía solo.Cuando llegó la final, Robbin ganó, y le dieron el primer trofeo, el de oro.Un día estaba el jugador de baseball jugando, y el brazo dejó de funcionar.Todos se reían de él.Muy triste, cogió su brazo, y lo llevó a arreglar.Cuando Robbin llegó al taller, le dijeron que el brazo era falso.Robbin se puso triste y cabreado porque le habían estafado.Robbin fue a la tienda enfurruñado y pidió que se lo cambiaran por otro.Al pobre jugador de baseball le dijeron que no estaba en garantía, es decir, lehabían estafado tanto en el brazo (que era falso), como en que no le habíandado ticket de compra.
  Robbin se cabreó tanto que incluso llamó a la policía.
  La policía le puso una denuncia al local hasta que le diera un brazo verdadero.Si no le daba un brazo verdadero en un plazo de 15 días, le pondría unadenuncia de 1678 euros, lo mismo que le costó el brazo falso a Robbin.La policía tenía una duda, y era:Si el brazo era falso, ¿cómo funcionaba?El dependiente explicó que no era de marca, y ese brazo sólo era deescaparate.El chico de la tienda no entendía como fue a parar a las cajas donde tenía losbrazos verdaderos.El dependiente le dio un brazo verdadero inmediatamente.Robbin se puso el brazo y empezó a jugar de nuevo.
 Esta vez no era estafado.Robbin ganaba y ganaba cada vez más.
 Cuando el chico de la tienda y Robbin se hicieron mayores (viejos) seencontraron por la calle, y volvieron a hacerse amigos de nuevo.Hicieron una promesa, era:¡AMIGOS HASTA LA TUMBA!Unos 10 años después, murieron, y las familias los enterraron juntos, uno allado de otro.
                               
                                                                      FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario